viernes, 15 de diciembre de 2017

Muriø tras cuatro abortos

Su cuerpo no pudo más. Cuatro abortos en un año provocaron que una mujer del este de China, cerca de la región de Wuhi, en la provincia de Anhui, muriese tras haber caído enferma. Todo porque su marido insistía en que el bebé que decidieron tener tenía que ser un niño.
Publicidad
Según relata South China Morning Post, la mujer, procedente de una región cercana a Wuhu, en la provincia de Anhui, descubría el sexo del feto mediante rayos X.
Hace cuatro años dio a luz a una niña, pero ahora su marido insistía en que su segundo hijo tenía que ser un niño, especialmente en el marco de una cultura tradicional que a lo largo del tiempo ha tendido a favorecer al hombre frente a la mujer.
No obstante, en China es ilegal que los doctores digan a las madres el sexo del feto en caso de que pongan fin a su estado de gestación; una prohibición que a menudo se saltan médicos sin licencia que operan ilegalmente para proveer a las madres con esa información.
De este modo, la mujer, que junto a su marido había decidido tener un segundo bebé después del fin de la polémica política de hijo único aplicada en el país oriental, terminó por someterse a un total de cuatro abortos en un año, lo que acabó mermando dramáticamente su salud.
Después de caer enferma, el marido no solo no la visitó mientras estuvo en hospital, sino que se divorció y ahora tiene planes para casarse con otra mujer.
Ella, finalmente, acabó falleciendo.
 http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/muere-mujer-aborto-bebe-nino-sexo-feto-estado-gestacion-china_0_2405550796.html

martes, 5 de diciembre de 2017

Atea contra el aborto

Una argumentación convincente desde un punto de vista meramente humano

“¿Existe de verdad un pro-vida?”, se pregunta Marco Rosaire Rossi en la edición de septiembre/octubre de The Humanist. “¿Qué vendrá después, los agnósticos del creacionismo? ¿Los laicistas de la sharia?”.

Los ateos pueden no tener un papa, pero a los ojos de muchos hay un dogma al que todos deben adherirse: ser ateo significa apoyar el aborto. No lo hagáis y seréis denunciados como “secretamente religiosos”. Cuando me uní a un agnóstico y a un ateo de Secular Pro-Life para un panel informativo en la Convención Atea Americana de 2012, un popular blogger ateo nos acusó de haber “mentido sobre el hecho de ser ateos”.

Hay una obvia dificultad a aceptar que existan pro-vida no religiosos. Pero existimos. Somos distintos a nivel de puntos de vista y filosofías, pero incluimos pensadores como Robert Price, autor de “The Case Against the Case for Christ”, el escritor ultraliberal Nat Hentoff, los filósofos Arif Ahmed y Don Marquis y la activista liberal pacifista Mary Meehan, solo por dar unos nombres.

Cuando en un debate en enero de 2008 con Jay Wesley Richards se le preguntó si se oponía al aborto y era un miembro del movimiento pro-life, el difunto autor ateo Christopher Hitchens respondió:

“He tenido muchas confrontaciones con algunos de mis colegas materialistas y laicistas sobre este punto, pero creo que si el concepto de ‘niño’ significa algo, se puede decir que también el concepto de ‘niño concebido’ significa algo. Todos los descubrimientos de la embriología – muy considerables en el curso de la última generación – parecen confirmar esta opinión, que creo que debería ser innata en cada uno. Es innata en el juramento de Hipócrates, es instintiva en cualquiera que haya visto jamás una ecografía. Por esto, mi respuesta a la pregunta es ‘sí’”.

Entre los pro-vida humanistas hay ateos y agnósticos consumados, ex cristianos, conservadores, liberales, veganos, gay y lesbianas, e incluso pro-vidas creyentes, que comprenden la fuerza de las argumentaciones no religiosas frente a públicos no creyentes. La siguiente argumentación contra el aborto es una perspectiva, y no representa a organización específica alguna.

Aborto, ¿cuestión compleja?

El aborto es una cuestión emotivamente compleja, llena de circunstancias dolorosas que suscitan nuestra simpatía y compasión, pero no es moralmente compleja: si los concebidos no son seres humanos igualmente merecedores de nuestra compasión y nuestro apoyo, no se necesita justificación alguna para el aborto. Las mujeres deberían tener plena autonomía sobre su cuerpo y tomar las decisiones sobre su embarazo. Pero si los concebidos son seres humanos, ninguna justificación del aborto es moralmente adecuada, si una razón de este tipo no puede justificar también que se ponga fin a la vida de un niño ya nacido en circunstancias similares.

¿Mataríamos a un niño cuyo padre abandona de repente a la madre desempleada, para aliviar la situación económica de la madre o evitar que el niño crezca en la pobreza? ¿Mataríamos a una niña del jardín de infancia si hubiera indicaciones de que podría criarse en una casa violenta? Si los concebidos son verdaderamente seres humanos, tenemos el deber moral de encontrar formas misericordiosas para apoyar a las mujeres, que no requieran la muerte de una persona para resolver el problema de la otra.

Ciencia contra pseudociencia

Aunque algunos defensores del aborto acusan a los pro-vida de usar una “pseudociencia”, a la hora de los hechos, las pruebas científicas apoyan fuertemente las declaraciones pro-vida, según las cuales el embrión y el feto humano son miembros biológicos de la especie humana. El libro “The Developing Human: Clinically Oriented Embryology”, del doctor Keith L. Moore, usado en las escuelas de medicina de todo el mundo, es sólo uno de los recursos científicos que confirman este hecho. En él se lee:

“El desarrollo humano comienza con la fecundación, el proceso durante el cual un gameto masculino o esperma (desarrollo del espermatozoide) se une a un gameto femenino u ovocito (ovum) para formar una única célula llamada zigoto. Esta célula altamente especializada caracteriza el inicio de cada uno de nosotros como individuo único”.

A diferencia de otras células que contienen ADN humano – esperma, óvulo y células de la piel, por ejemplo –, el embrión apenas fecundado tiene la total capacidad de avanzar a través de todos los estadios del desarrollo humano. Al contrario, esperma y óvulo son partes diferenciales de otros organismos humanos, cada uno con su propia función. Fundiéndose, ambos dejan de existir en su estado actual, y el resultado es una nueva entidad con un carácter único hacia la madurez humana. De manera similar, las células de la piel contienen informaciones genéticas que pueden ser inseridas en un óvulo al que se le ha quitado el núcleo, y estimuladas a crear un embrión, pero sólo el embrión posee esta capacidad intrínseca autodirigida hacia todo el desarrollo humano.

Definir el ser persona

La cuestión del ser persona deja el reino de la ciencia por el de la filosofía y el de la ética moral. La ciencia define qué es el concebido, pero no puede definir nuestros deberes hacia él. Después de todo, el concebido es una entidad humana muy distinta de las que vemos a nuestro alrededor. Un ser más pequeño, menos desarrollado, situado de forma distinta y dependiente, ¿debería tener los derechos del ser persona y la vida?

Quizás la pregunta más significativa es: estas diferencias, ¿son moralmente relevantes? Si el factor es irrelevante para el ser persona en otros seres humanos, no debería ser importante tampoco cuando se habla del concebido. ¿Las personas pequeñas son menos importantes que las más grandes o altas? ¿Un adolescente que se puede reproducir es más digno de vivir que un niño que aún no sabe ni andar? Si estos factores no son relevantes para garantizar o aumentar la personalidad de los que han nacido, no debería serlo tampoco para el concebido.

Se podría justamente afirmar que garantizamos más derechos en base a la habilidad y a la edad. En todo caso, el derecho a vivir y a que no te maten es distinto de los derechos sociales concedidos en base a las habilidades y la madurez adquiridas, como el derecho a conducir y a votar. No se nos permite conducir antes de los 16 años (en EE.UU., ndt.); pero no se nos mata para evitarnos llegar a ese nivel de madurez.

Igualmente, la conciencia y la autoconciencia, a menudo propuestas como justos indicadores de la personalidad, se limitan a identificar niveles del desarrollo humano. La conciencia no existe en un vacuum. Existe solo como parte de la gran totalidad de una entidad viviente. Decir que una entidad no tiene aún conciencia es con todo hablar de esa entidad en la que reside la capacidad inherente de conciencia, y sin la cual la conciencia no podría nunca desarrollarse.

Como subraya el ateo Nat Henthoff,

“Decir que el exterminio puede tener lugar porque el cerebro aún no funciona o porque esa cosa no es aún una ‘persona’ falla en un punto fundamental. Independientemente del hecho de que la vida sea eliminada en la semana 4 o en la 14, la víctima es uno de nuestra especie, y lo es desde el principio”.

La intrínseca capacidad de todas las funciones humanas reside en el embrión porque es una entidad humana completa. Igual que no se tirarían las bananas verdes junto a las estropeadas aunque ambas no puedan comerse en este momento, no se puede eliminar a un feto que aún no ha alcanzado una función junto a una persona cerebralmente muerta que ha perdido permanentemente esta función. Eliminar a un feto porque aún no ha alcanzado un nivel de desarrollo específico significa ignorar el hecho de que un ser humano en ese estadio del desarrollo humano funciona como un ser humano de esa edad.

Localización y dependencia

Recordando la Declaración Universal de los Derechos del Hombre en apoyo de su posición por la que “los seres humanos como personas son los nacidos”, Rossi declaró: “El hecho es que el nacimiento nos transforma. Nos hace simultáneamente individuos y miembros de un grupo, e inserta en nosotros protecciones que comportan derechos”.

Esta afirmación es totalmente falsa. En primer lugar, lo que es no representa necesariamente lo que debería ser. El hecho de que las convenciones sociales sobre el ser persona desestimen al concebido no nacido no sorprende, y es la verdadera cuestión en el centro del debate. En segundo lugar, el nacimiento no posee poderes mágicos de transformación. En el nacimiento, un ser humano en fase de desarrollo cambia de lugar, comienza a asumir oxigeno y nutrientes de un modo nuevo y a interaccionar con un mayor número de seres humanos, pero un simple viaje por el canal del parto no cambia la naturaleza esencial de la entidad en cuestión.

El bioético Peter Singer concuerda con los pro-vida en este punto. Afirma de hecho:

“Los grupos pro-vida tienen razón en un hecho: la localización de un niño dentro o fuera del seno materno no puede suponer una gran diferencia moral. No podemos decir con coherencia que sea justo matar a un feto una semana antes de nacer, y que en cuanto el niño nace hay que hacer de todo para mantenerlo con vida”. (Singer después continua observando que dado que no hay ninguna diferencia significativa entre un feto que va a nacer y un recién nacido, entonces el infanticidio está justificado). 

El nacimiento es sin duda un momento significativo en nuestra vida, pero no es nuestro primer momento.

¿Qué decir de la dependencia? Seguramente, un feto es significativamente más dependiente de su madre que en cualquier otro momento de su vida. Pero ¿los seres humanos dependientes no son plenamente humanos? La dependencia de un gemelo siamés del corazón o de los pulmones del hermano o hermana les quita personalidad? ¿Podemos matar a adultos fuertemente dependientes o a un niño que no consigue siquiera levantar la cabeza?

Si la cuestión es la que Rossi define “la absoluta dependencia de nuestras madres”, se puede plantear otra pregunta: ¿por qué la dependencia de una sola persona significa que una persona no es preciosa o digna de vida o de protección? Si un niño díscolo subiera al yate de un extraño y se le descubriera el día después en el mar, sería temporalmente dependiente sólo de los recursos del marinero. ¿Estaría justificado éste para arrojarlo al mar en aguas infestadas de tiburones?

¿Es además signo de ser un pueblo civilizado el hecho de que cuanto más vulnerable y dependiente es un ser humano, más podamos justificar su muerte?

Violencia y autonomía del cuerpo

Nada añade más emoción al ya emotivo debate sobre el aborto que la cuestión de la violación. Pero es fundamental que no se confunda lo abominable de la violación y el deseo de consolar a la víctima con la pregunta fundamental sobre el hecho de que las dificultades justifiquen el homicidio. Si el concebido es un ser humano, las circunstancias de la concepción de una persona no tienen relevancia sobre su derecho de no ser exterminado.

“Unplugging the Violinist” de Judith Jarvis Thompson (en el que una persona es raptada por los amigos de un violinista agonizante que necesita un riñón, y se le obliga a permanecer unida a él durante nueve meses para salvarle la vida) ilustra el dilema de la autonomía del cuerpo, sugiriendo el aborto en caso de violación.

La Thomson, sin embargo, no reconoce que la relación entre un concebido y la madre es distinto de la unión artificial de una persona a un extraño. El feto no es un intruso. Está en la “casa” apropiada para un ser humano de su edad y en su estadio del desarrollo. A diferencia de los riñones, que son sólo para el cuerpo de la mujer, el útero existe y cada mes se prepara para acoger el cuerpo de otro. Una mujer tiene derecho a su propio cuerpo, pero un feto tiene el derecho al útero, que es su “casa” biológica.

Reconociendo las responsabilidades biológicas con las que hemos evolucionado como especie, comprendemos que aunque una persona no está siempre obligada hacia un extraño, sí está obligada a proporcionar sustento y protección básica a su hijo biológico. Una madre que amamanta no puede reclamar “la autonomía del cuerpo” y abandonar a su hijo mientras viaja, ni una madre embarazada puede abandonar su responsabilidad hacia el niño. Si la víctima de una violación no ha elegido esa situación y está colocada injustamente en esa condición, su deber fundamental hacia el hijo no es menos real que el del marinero hacia un polizón no deseado.

El aborto no consiste simplemente en “desenfuchar a un extraño agonizante”. El aborto desmiembra y mata lo que de otro modo sería un ser humano sano que está en una unión apropiada para su edad y naturalmente dependiente de su madre. Rebecca Kiessling, concebida con ocasión de una violación, afirma: “Puede ser que cuando tenía cuatro años o cuatro días no fuese igual que cuando estaba aún en el seno de mi madre, pero era innegablemente yo y habría sido asesinada [por el crimen de mi padre]”.

El aborto no elimina la violación de una mujer ni la ayuda a curarse. Castiguemos al violador, no a su hijo.

Personalmente pro-vida – ¿pero la ley no cambia?

Algunos responderán al peso de la ciencia y de la razón admitiendo ser “personalmente pro-vida”, pero de querer que el aborto siga siendo legal para que pueda ser seguro. Sin adentrarnos en las estadísticas sobre los abortos legales contra los ilegales, sobre los números de los abortos efectuados ilegalmente en las clínicas o sobre el papel jugado por los antibióticos al hacer el aborto más seguro incluso antes de la sentencia Roe vs. Wade, la pregunta es esta: ¿seguro para quien?

Si una persona se opone personalmente porque cree que el aborto pone fin a una vida humana, no tiene sentido decir que el final de la vida humana debe seguir siendo legal para salvar vidas. Legal o ilegal, todos los abortos matan. A veces a la madre, pero siempre al hijo o la hija.

Conclusión

La autora Frederica Matthews-Green ha subrayado una vez que “ninguna mujer quiere un aborto como quiere un helado o un Porsche. Quiere un aborto como un animal cogido en la trampa quiere romper su propia pierna”. El desafío para nuestra sociedad en continua evolución es: ¿daremos a la mujer una sierra y la ayudaremos a amputar su propia pierna? ¿O somos bastante sabios y capaces de encontrar formas creativas para quitar la trampa sin destruir la pierna en el proceso – sobre todo cuando esa “pierna” es otro ser humano?

La sociedad puede seguir enfrentando a las madres a sus propios hijos, o podemos empezar a hablar de verdaderas elecciones, verdaderas soluciones y verdadera misericordia – como las sugeridas por grupos como Feminists for Life. La filosofía pro-vida laica significa incluir a los miembros más pequeños y más débiles de nuestra especie y no excluir a los dependientes y vulnerables de los derechos a la personalidad y a la vida. Hemos evolucionado como especie a una comunidad compleja e interdependiente que está eliminando gradualmente prejuicios como el racismo, el sexismo y la discriminación hacia los discapacitados.

Eliminemos ahora la discriminación de la edad.

Con las palabras de la Pro-Life Alliance of Gays and Lesbians, “ninguno de nosotros es verdaderamente libre hasta que todos no seamos libres, con todos nuestros derechos intactos y garantizados, incluido el derecho fundamental a vivir sin amenazas o vejaciones”.

Podemos hacer algo mejor que el aborto.

——
Kristine Kruszelnicki es director ejecutivo de Pro-Life Humanists y escritora freelance. Reside en Ottawa (Canadá).
[Traducción por Inma Álvarez]
  https://es.aleteia.org/2014/08/09/soy-completamente-atea-y-estoy-en-contra-del-aborto/

lunes, 27 de noviembre de 2017

Vió la ecografía de su bebé y se enamoró


Se enamoró al instante de su bebé

Se equivocó de dirección y la vida de su bebe no nacido se salvó

Trabajando tiempo completo y planeando comenzar la universidad en el siguiente semestre, Jenny habría sido un blanco fácil para la industria del aborto. En cambio, ahora es la madre de una hermosa niña de 3 años.

(LifeNews/InfoCatólica) Cuando «Jenny» vio a su hijo, «Michael», por primera vez a través de una ecografía en el 2014, la «crisis» de su embarazo no planificado se evaporó de inmediato. Se había enamorado de su bebé y no había vuelta atrás.
Ecografía 4DTrabajando tiempo completo y planeando comenzar la universidad en el siguiente semestre, Jenny habría sido un blanco fácil para la industria del aborto. En cambio, ahora es la madre de una niña de 3 años y tiene como meta trabajar con bebés en el campo de la medicina.
«El ultrasonido lo hizo tan real», recordó Jenny. «Él seguía moviendo sus pequeños brazos como, “Hey, estoy aquí!”»
Con una nueva máquina de ultrasonido actualizado este verano, el Women's Care Center (Centro de Cuidado de Mujeres) espera el equipo de capacidades 4-D ayudará a más mujeres como Jenny enamorarse y elegir la vida de sus bebés.
Jennifer Woodall, directora ejecutiva del Women's Care Center  de Duluth, dijo a reporteros respecto a una donación que recibieron que había permitido la compra del nuevo equipo, que era «una bendición increíble», especialmente considerando la necesidad existente por la tasa de pobreza de Duluth, la cual es 10 por ciento más alta que la media estatal.
«Ser capaz de ofrecer este servicio sin importar cuáles sean sus antecedentes financieros o si tienen seguro de salud o no, es una forma de devolver el favor a nuestra comunidad», dijo Woodall.

El equipo, donación de los Caballeros de Colón

La máquina fue donada por los Caballeros de Colón, una fraternidad católica que ha recaudado más de 36 millones de dólares para colocar 752 unidades de ultrasonido en clínicas locales de ayuda para el embarazo en los 50 estados de los Estados Unidos desde 2009.
Ubicado justo al otro lado de la calle de un centro abortista en el norte de Minnesota, El Centro de Women's Care Center de Duluth es parte de un grupo de 26 centros que sirven en nueve estados.

Ultrasonidos gratuitos que salvan vidas

Desde que abrió sus puertas en marzo de 2013, el centro ha realizado más de 800 ultrasonidos gratuitos y ha llegado a más de 1.500 clientes individuales a solo una distancia de pasos del centro abortista que ha reclamado 398 vidas de bebes no nacidos en el 2015.
Más de 40 centros de ayuda de embarazo financiados localmente ofrecen servicio de ultrasonido en Minnesota, en comparación con solo seis centros abortistas, y un total de 12 que los practica en todo el estado.
El número de abortos está disminuyendo constantemente en Minnesota, incluso mientras el estado ha visto una reciente alza en los abortos financiados por los contribuyentes, en gran parte debido al trabajo de salvar vidas que se realiza todos los días en centros como el Women's Care Center.
http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=29946

jueves, 16 de noviembre de 2017

En huelga de hambre por el aborto


Un activista irlandés se pone en huelga de hambre para luchar contra el aborto

Tim Jackson, un joven activista de 28 años, emprendió hace dos días una huelga de hambre para pedir al primer ministro irlandés que vea un vídeo sobre el aborto antes del referéndum sobre su legalización en 2018.

Un joven activista provida, Tim Jackson, empezó una huelga de hambre el pasado 18 de septiembre para pedir al primer ministro del país, Leo Varadkar, que vea un vídeo sobre lo que de verdad es un aborto antes del referéndum que se prevé celebrar en 2018 sobre la despenalización del aborto.
Jackson, que se presentó como independiente en las últimas elecciones en Irlanda, ha sido voluntario en Siria, República Centroafricana y la India para ayudar a los más desfavorecidos.
Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.
Lleva desde el día 18 de septiembre frente al parlamento irlandés sobreviviendo únicamente a base de agua, y aunque es consciente de que puede que ni el primer ministro ni la cámara baja le hagan caso, intenta promover la conciencia de muchos compatriotas con el vídeo sobre el aborto que abre esta noticia.
La votación sobre el aborto “convertiría las papeletas en permisos de muerte”
Para dar a conocer su situación y su petición, Jackson envió una carta a los políticos en la que dice:


Tim Jackson frente al parlamento
Tim Jackson frente al parlamento
“Estoy muy decepcionado de que el Gobierno parezca decidido a realizar un referéndum para decidir qué seres humanos pueden ser legalmente asesinados en el vientre materno. Por lo tanto, pido al primer ministro y al comité encargado del referéndum sobre el aborto que vean este vídeo sobre cómo se matan a los niños en el vientre, antes de cualquier discusión de si debemos votar sobre sus vidas.

Dicha votación sería la peor decisión política jamás tomada por un gobierno irlandés, convirtiendo las papeletas en permisos de muerte. Una votación democrática no puede robar los derechos fundamentales a los seres humanos. Nunca se consideraría legalizar maldades como la violación, y por ello tampoco se debería considerar legalizar el asesinato de seres humanos en el vientre materno.
“Si el primer ministro y el comité se niegan a ver lo que es realmente un aborto antes de continuar con las deliberaciones, sólo puedo asumir que usted desea ignorar voluntariamente la barbarie de este procedimiento y qué los niños irlandeses sufrirán por ello. Si usted no responde dentro de tres días, tomaré medidas proporcionadas y pacíficas para rectificar la situación”.
Sinceramente,
 https://www.actuall.com/vida/un-activista-irlandes-se-pone-en-huelga-de-hambre-para-luchar-contra-el-aborto/

lunes, 13 de noviembre de 2017

Empresas que financian el aborto


Si eres cliente de alguna de estas 35 empresas, eres cómplice del negocio abortivo de Planned Parenthood

Más del 25% de los ingresos anuales que recibe Planned Parenthood, unos mil trescientos millones de dólares, provienen de donaciones de empersas privadas. Este es el listado de las 35 empresas que financian al gigante abortista para que siga asesinando a millones de inocentes.



Starbucks, Microsoft o Nike son algunas de las empresas que financian a Planned Parenthood
Starbucks, Microsoft o Nike son algunas de las empresas que financian a Planned Parenthood
La administración Obama con los fondos públicos de Estados Unidos no son los únicos que han contribuido para que el gigante abortista, Planned Parenthood siga asesinando a miles de inocentes todos los años.
Planned Parenthood recibe 1,5 millones de dólares de los contribuyentes cada día, lo que se traduce en más de 500 millones de dólares al año. Y más del 25% de sus ingresos anuales provienen de donaciones privadas de empresas.
Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.
El aborto en Estados Unidos no es un negocio aislado, es el gran negocio de la muerte por excelencia. Por ello, la web pro-vida ‘Second Vote’ ha desglosado las grandes empresas americanas que han donado directamente a Planned Parenthood.
Las 35 empresas que financian a Planned Parenthood son además grandes defensores de los derechos de los homosexuales
En total hay 35 empresas estadounidenses han contribuido económicamente a Planned Parenthood. Entre estas empresas destacan grandes multinacionales como Starbucks, Levi Strauss, PepsiCo, o American Express.
Además, estas empresas son responsables también de defender “los derechos LGTBI” y promover peticiones o leyes para que se expanda la ideología de género en el mundo.
Una de las grandes empresas de esta lista es American Express, esta empresa famosa en todo el mundo por sus servicios en tarjetas de crédito lleva más de una década financiando a Planned Parenthood y a sus centros a lo largo de todo Estados Unidos. Para esta empresa, el aborto es “un derecho fundamental de las mujeres” y considera que “gracias al trabajo de Planned Parenthood las mujeres pueden ser libres en su salud reproductiva”.
Otra de las grandes empresas de esta lista es la multinacional de software Adobe, quién lleva dando dinero a Planned Parenthood desde hace varios años. Además, la empresa ha firmado varias peticiones para que se respeten “los derechos del lobby LGTBI en todo el país”, también fue una de las primeras empresas en Estados Unidos que demandó la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo.
La empresa de cosmética Avon financia a Planned Parenthood desde 2014 y es miembro de una organización abortista que opera a nivel mundial
La empresa de maquillaje vía catálogo, Avon, es una de las nuevas incorporaciones a la lista de financiación a Planned Parenthood. Avon, que se ha asentado ya en multitud de países y posee más de seis millones de representantes de ventas empezó desde el 2014 a dar altas sumas de dinero en forma de “donativos” al gigante abortista.
Además, esta marca es miembro de la organización feminista pro-aborto ‘YWCA’ cuyo objetivo es “ampliar la base legal para ofrecer abortos seguros en todo el mundo”.
En cuanto al matrimonio homosexual, Avon recibió la máxima puntuación en el Índice de Igualdad Corporativa de la Campaña de Derechos Humanos que evalúa el compromiso de las empresas con los “derechos de los homosexuales”.
Bank of America, es uno de los bancos más grandes de Estados Unidos y al mismo tiempo una de las empresas que más ha apoyado a Planned Parenthood. Considerado  como el segundo banco de Estados Unidos, Bank of America ha contribuido directamente a la financiación de Planned Parenthood en la mayoría de estados americanos, especialmente en el estado de California.
Esta empresa no solo ha enriquecido las arcas del gigante abortista, sino también ha contribuido a bastantes organizaciones abortistas como son ‘Girls’, ‘YWCA’ o incluso ha apoyado económicamente a programas de Amnistía Internacional para promover el aborto en países subdesarrollados.
Sin embargo, contradiciendo sus creencias ha donado a programas pro-vida de varias organizaciones cristianas en Estados Unidos.
La empresa de helados Ben and Jerry’s ha financiado a Planned Parenthood con dos millones de dólares
Ben and Jerry’s famosa en el mundo entero por sus helados es otra de las empresas que más dinero ha otorgado a Planned Parenthood con un total de dos millones de dólares.
Además es miembro de la asociación ‘Population Service International’ que busca expandir el aborto por todo el mundo.
También ha hecho peticiones públicas para que se respeten los “derechos de la comunidad LGTBI”.
Para intentar encubrir su contribución a Planned Parenthood, Boeing utilizó como intermediario a la organización civil abortista ‘United Way’
La mayor compañía de aviones del mundo, Boeing es un gran defensor del aborto, por ello pertenece a esta lista de empresas que han financiado a Planned Parenthood.
Sin embargo, para intentar encubrir su contribución al gigante abortista, Boeing utilizó como intermediario a la organización civil abortista ‘United Way’ y en una de sus cláusulas se especificaba que el dinero tenía que ir destinado únicamente a Planned Parenthood.
Y también como Avon, recibió la mayor puntuación en el Índice de Derechos Humanos de empresas que defienden los derechos de los homosexuales.
La empresa de zapatillas Converse, a través de su matriz Nike ha desembolsado grandes cantidades de dinero a negocio del aborto y aparece en la página web de Planned Parenthood dentro de la lista de “empresas amigas”.
La relación de Nike-Converse con el aborto viene de lejos, desde hace año colabora con organizaciones abortistas que trabajan en países subdesarrollados para “promover el aborto seguro”.
Siguiendo con la lista de empresas que han donado a Planned Parenthood está el famoso banco Deutsche Bank que no solo asegura ser un gran defensor de “los derechos reproductivos de las mujeres” sino que además es una de las empresas que más ha contribuido a defender los derechos del LGTBI.
La empresa de cupones de descuentos groupon es una de las empresas que más se ha involucrado en el negocio de la muerte
La empresa de cupones de descuentos Groupon es una de las empresas que más se ha involucrado en el negocio de la muerte. En el estado de Wisconsin, Groupon mantiene un contrato de financiación exclusiva con uno de los centros de Planned Parenthood.
Asimismo mantiene una estrecha colaboración con la organización abortista  ‘March of Dimes’ que elabora programas de planificación familiar en todo el mundo.
El apoyo de esta empresa al aborto viene de lejos, ya en 2006 firmó una petición de Unicef ante las Naciones Unidas para garantizar leyes que protegieran a las mujeres a abortar.
En cuanto a los derechos del lobby LGTBI, esta empresa también ha hecho grandes colaboraciones y donativos. Groupon ha publicado varios vídeos en su página de Facebook para evitar la “discriminación de un colectivo todavía excluido”, afirman.
Además llegó a instar al estado de Illinois para que legalizaran el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Microsoft aparece en la página web de Planned Parenthood en la lista de grandes patrocinadores
La gran empresa de informática Microsoft es otra de las grandes empresas pro-aborto. En la página web de Planned Parenthood aparece dentro de los grandes patrocinadores. Además, financia a varios centros de “salud reproductiva de las mujeres” y varias organizaciones que promueven el “aborto seguro” en todo el mundo.
En cuanto a la ideología, Microsoft se ha comprometido en varias ocasiones para defender los derechos del LGTBI. En concreto fue una de las grandes multinacionales que firmó la petición al Tribunal Supremo para que se legalizara el “matrimonio” entre personas del mismo sexo.
Starbucks se ha convertido en una de las grandes empresas de café en el mundo desde su creación en 1971.
Su fama mundial viene acompañada de millones de ingresos anuales, ingresos que ha decidido repartir a Planned Parenthood para que siga asesinando a millones de ninos cada año. Esta empresa aparece dentro de la lista de grandes patrocinadores y además, financia a varias organizaciones abortistas para que sigan promoviendo el aborto en el mundo.
Al igual que otras empresas de esta lista, Starbucks posee la mayor puntuación en el Índice de Derechos Humanos de empresas que defienden los derechos de los homosexuales y según explica en sus documentos internos, es un gran defensor de la ideología LGTBI.

La lista continua

Estas son algunas de las grandes empresas que financian a Planned Parenthood, sin embargo, la lista continua, todavía hay 23 empresas que financian al gigante abortista periódicamente.
Seguidamente, la web pro-vida ‘Second Vote’ ha publicado otro listado donde se desenmascara aquellas empresas que también han llegado a dar algún donativo puntual al gigante abortista.

Macy’s: La gran valiente



La macroempresa Macy's decide dejar de financiar a la abortista Planned Parenthood que dirige Cecile Richards
La macroempresa Macy’s decide dejar de financiar a la abortista Planned Parenthood que dirige Cecile Richards
Desde el 2012, la lista de empresas que financian a Planned Parenthood no ha variado, la única valiente ha sido la cadena de grandes almacenes más grandes del mundo, Macy’s.

Según relataba Actuall, a finales de 2016, Macy’s confirmaba que ya no iba a donar más dinero a Planned Parenthood, una decisión que tomaron a raíz de vídeos encubiertos que mostraban a sus ejecutivos de alto nivel vendiendo corazones, pulmones, hígados y otras partes del cuerpo de ninos abortados.
 http://www.actuall.com/vida/si-eres-cliente-de-alguna-de-estas-35-empresas-eres-complice-del-negocio-abortivo-de-planned-parenthood/

martes, 7 de noviembre de 2017

aborto eugenésico. Pedir una segunda opinión


Mathew tenía que ser abortado, así lo decretó el médico, pero una segunda opinión le salvó la vida

El padre de Mathew cuenta en primera persona lo que vivieron cuando un médico les dijo que tenían que abortar. Afortunadamente pidieron una segunda opinión, y hoy este niño tiene siete años.

Imagen referencial. Foto: Facebook
Imagen referencial de embarazo.
Recuerdo aquel día como si fuera ayer. Ya teníamos dos niños, el primero de tres años y el segundo sólo de uno. Al conocer que esperábamos nuestro tercer bebé nos sentimos muy felices.
Realmente llegaba más pronto de lo esperado, pero era un auténtico y celebrado regalo. No podíamos esperar a conocer su sexo. Cuando llegó el momento de la ecografía, el doctor nos dijo con alegría: “¡Es otro niño!” ¡Estábamos tan emocionados!
Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.
Las siguientes semanas fueron muy emocionantes. “¡Guau, estamos esperando otro niño!” “¿Seré un buen padre?” “¿Lamentará alguna vez su mamá no haber tenido una niña?”.
La respuesta de mi esposa siempre fue: “Es agradable ser la única reina entre mis hombres”.
Decidimos que viniera mi madre. Ella nunca asistió a ninguna de las ecografías realizadas a nuestros otros dos hijos
A las 21 semanas de embarazo, llegó la hora del gran ultrasonido. Ese en el que los médicos miden los brazos, las piernas, el pliegue nucal detrás del cuello. En esencia, en el  que  los doctores analizan minuciosamente cada pequeña parte del emocionante conjunto de alegría que crece rápidamente dentro de la mamá.
Incluso decidimos que viniera mi madre. Ella nunca asistió a ninguna de las ecografías realizadas a nuestros otros dos hijos. Sería divertido, e incluso podríamos obtener una foto 3-D.
Tuvimos la última cita el viernes, en un hospital principal de la zona. También contamos con el director del Programa de Medicina Maternofetal. Guau, ¡qué suerte tuvimos! ¡Logramos el premio gordo! ¡Lo mejor de lo mejor!
Mi padre se quedó con nuestros dos chicos mayores, mientras mi esposa, mi madre y yo acudíamos a la cita. Hablamos de nombres y soñamos con una vida con tres chicos. También nos emocionó que la fecha para el nacimiento fuera en junio, antes de que hiciera demasiado calor. ¿Llevaríamos quizá al bebé a la playa en verano? Tanta esperanza. Tanta emoción. Tanta expectativa. Tantos sueños…
Paseamos un poco antes de la cita de las 4:30 pm. Los tres saltamos a la sala de ultrasonido. Literalmente, ¡no podíamos aguantarnos las ganas de ver otra vez al nuevo bebé!
Engrasaron el vientre de Karin y la técnico permaneció en silencio… mirando la pantalla. Sin decir nada.
Mi madre, nerviosa, me miró susurrando: “¿Por qué está tranquila?”
Percibiendo que no era normal, me fui poniendo cada vez más nervioso a medida que transcurrían los minutos. Mi esposa también estaba pálida. El silencio era ensordecedor.
Finalmente hablamos y preguntamos: “¿Cómo le ve?” Fríamente, la técnico respondió: “Algo no está bien. Necesito ver al médico”.
El doctor entró después de que escucháramos unos susurros en el pasillo. El médico miró a su alrededor y dijo: “Este bebé tiene un corazón anormal. Carece de una cuarta cavidad. La válvula aórtica no está formada, la sangre del corazón no está fluyendo en la dirección correcta. Pasen a mi consulta”.
“Este bebé morirá al nacer, no tiene un corazón apropiado. Tiene que abortar. Mi consulta puede darles cita para la próxima semana”
¿Que qué?
En silencio, mi esposa, mi mamá y yo caminamos hacia su despacho. Al segundo de sentarnos, el médico nos espetó seca y fríamente: “Este bebé morirá al nacer, no tiene un corazón apropiado. Tiene que abortar. Mi consulta puede darles cita para la próxima semana”.
Respondimos: “Pero usted puede estar equivocado, ¿verdad?”
El doctor contestó: “Siempre tengo razón. Llevo haciendo esto mucho tiempo y sé lo que veo y lo que no veo. Este caso es obvio”. Luego salió de la habitación. Estábamos en un estado de shock total.
Cuando llegamos al ascensor, mi esposa rompió a llorar. Mi madre parecía haber visto un fantasma. Y yo ni siquiera podía hablar. Condujimos hasta casa en silencio.
Cuando llegamos a casa, después de una sesión de terapia familiar, llamamos a nuestro obstreta. Nos dijo que nos tranquilizáramos. También se dio cuenta de que éramos creyentes y baptistas y continuó disculpándose por la franqueza del doctor, aludiendo a que muchos médicos actúan como meros clínicos. Nos recomendó visitar a otro especialista y acudir al CHOP (Hospital de Niños de Filadelfia), y envió el informe de este médico antes de la cita.
Por desgracia, ese lunes era festivo. Así que durante cinco días vivimos sabiendo que nuestro bebé moriría. Todo el fin de semana nos sentimos egoístas por haber deseado tener un tercer hijo. Fue horrible.
“Este bebé está totalmente sano. Está perfecto. No veo nada de lo que vio el otro médico”
Llegó el martes. Mamá y papá se quedaron cuidando a los dos chicos. Mi esposa y yo realizamos el trayecto de dos horas a Filadelfia. Ni siquiera hablamos.
Fuimos a nuestra cita en el CHOP. Fueron tan humanos, tan tranquilizadores… La doctora efectuó el ultrasonido en completo silencio. Guau, nos conocíamos esto muy bien. Ni siquiera nos molestamos en hacerle preguntas. Examinó al bebé que crecía dentro de mi esposa. Después de exactamente 45 minutos, ella habló.
“Este bebé está totalmente sano. Está perfecto. No veo nada de lo que vio el otro médico. Su corazón está sano. Él está sano”. Sollozamos sin control. ¿Cómo era posible? ¿Qué hubiera pasado si  hubiéramos decidido atender a lo que nos dijo primer médico?
Dieciséis semanas después nació Mateo. Más regordete y fuerte incluso que los dos primeros.  Para ese doctor tan extra-seguro, ¡oh, tan tajante!, carecemos de palabras.
Feliz séptimo cumpleaños, Matthew Dean. Has sido admirable y maravillosamente creado.
https://www.actuall.com/criterio/vida/mathew-tenia-que-ser-abortado-asi-lo-decreto-el-medico-pero-una-segunda-opinion-le-salvo-la-vida/

martes, 24 de octubre de 2017

Tristeza por un aborto involuntario

La actriz judía Melissa Rauch, de 37 años, que encarna al personaje de Bernadette Rostenkowski en la famosa serie The Big Bang Theory, ha anunciado su segundo embarazo con su esposo Winston.
Al mismo tiempo, ha aprovechado para reflexionar sobre la pérdida de su primer hijo debido a un aborto involuntario.
Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.
La actriz, cuyo personaje en la serie se ha inclinado siempre favor de la vida, ha escrito un ensayo personal en la revista Glamour donde cuenta el dolor que le provocó la pérdida de su primer hijo.
“El aborto que experimenté fue uno de los dolores más profundos que he sentido en mi vida”, asegura.
Melissa Rauch Recuerda la imagen de la ecografía del bebé sin movimiento y sin que su corazón latiese
Rauch relata que una gran depresión se apoderó de ella. Recuerda triste la imagen de la ecografía del bebé sin movimiento y sin que su corazón latiese. Asimismo, cuenta que también tiene la imagen de la semanas anteriores cuando el mismo corazón parpadeaba.
Aunque aparentemente comparte momentos de alegría no significa que la actriz se haya olvidado de ese duro momento. Ella afirma que la vida sigue pero que “aquella angustia siempre está al acecho”.
Ahora, señala que se siente extraña al anunciar el embarazo y afirma que en parte se siente mal al anunciar esta buena noticia mientras en estos momentos seguramente haya madres peleando por la vida sus hijos no nacidos.
Dado que el aborto es un tema con el que muchas personas no se sienten cómodas discutiendo, Rauch asegura que tras su experiencia se ha dado cuenta de que faltan profesionales que ayuden a hacer frente a esta pérdida.
“No necesariamente hay que celebrar un funeral o tomarse un descanso en el trabajo para llorar, ya que eso no cambia el hecho de que algo precioso ha perdido inesperadamente su vida”, explica, para así denunciar la falta de personas formadas que proporcionen ayuda a las mujeres que han perdido a su hijo en un embarazo.
La culpa de Rauch se entrelaza con su tristeza mientras ella se pregunta qué podría haber hecho para evitar el aborto.
 https://www.actuall.com/vida/la-bernadette-de-the-big-bang-theory-el-aborto-es-uno-de-los-dolores-mas-profundos-de-mi-vida/