jueves, 3 de agosto de 2017

Sobrevivió con veinticuatro semanas de gestación

Nació muerto, medía 15 centímetros, pero los doctores lo revivieron y hoy es así…

La madre se llama Skye Rance, tenía 17 años cuando quedó embarazada. El problema comenzó casi desde el principio de su gestación, el médico le advirtió que tenía amenaza de aborto.  El novio al enterarse de que sería padre, le propinó una golpiza terrible a la chica, los doctores le dijeron que el riesgo de aborto había aumentado demasiado, así que lo mejor sería provocarle el parto, pero ella se negó, pues no perdía la esperanza de convertirse en madre.  Pero a las 24 semanas, Skye sintió un dolor insoportable en el estómago, su fuente se rompió y pensó que perdería a su bebé. Su madre la llevó a emergencias y al ver el estado de salud de la chica las enfermeras la trataron inmediatamente, pero apenas llegó al ascensor no pudo aguantar más, las enfermeras quedaron sorprendidas ¡Estaba dando a luz en el ascensor del hospital!
Las enfermeras asistieron a la joven, pero el bebé no presentaba señales de vida, no se movía y no parecía que respirara tampoco, pues su bebé apenas medía 15 centímetros, no se había formado bien. Aun así, los doctores hicieron todo lo posible por revivir a la pequeña y tras varios intentos, escucharon un débil llanto. Inmediatamente las enfermeras llevaron a la pequeñita a la incubadora para darle el tratamiento necesario. El problema era que la niña tenía una rara condición en el corazón que no se había terminado de formar, tenía un agujero que no permitía que la sangre circulara correctamente, y sus ojos eran muy sensibles, podía quedarse ciega; los doctores tuvieron que someterla a cirugía para corregir esto, de lo contrario la pequeña moriría.

La pequeña a quien llamaron Tansy, recibió en total 30 transfusiones de sangre y una operación en las córneas. Pero valió la pena, porque después de 13 horas de estar en el quirófano, la pequeña se encontraba estable, y al cabo de unas semanas, pudo ir a casa con su madre. Ahora Skye no deja de tomarse selfies con su pequeña Tansy y no puede estar más feliz, pues cuando ve los ojos azules de su bebé, se da cuenta que la vida le ha regalado algo precioso que debe cuidar. MiHijomiTesoro
 https://rescatadores.live/2017/04/17/nacio-muerto-media-15-centimetros-pero-los-doctores-lo-revivieron-y-hoy-es-asi/

lunes, 31 de julio de 2017

Los fetos también sienten dolor

En las últimas décadas, los avances médicos han golpeado duramente a la industria del aborto. Los ultrasonidos permitieron a las madres ver de primera mano a sus bebés no nacidos, el mayor conocimiento en el campo de embriología ha dado a la gente una nueva comprensión de la humanidad de los no nacidos.
Aprender sobre el dolor fetal dió un duro golpe al apoyo de abortos violentos por Dilatación y Evacuación (D&E) en el segundo trimestre (de los cuales se puede aprender en el video, con el ex-abortista Dr. Anthony Levatino).
Mientras más descubre la ciencia sobre los niños no nacidos, la gente está menos dispuesta a apoyar el aborto. Y los doctores y científicos aún tienen mucho que aprender.
Un estudio reciente ha encontrado que los bebés no nacidos en el primer trimestre tienen patrones de nervios similares a los adultos. Investigadores “combinaron inmunotinción total, método de aclaración 3DISCO, y proyección de imágenes para empezar a construir un mapa celular 3D” y encontraron que “el patrón de enervación de la piel similar al adulto es establecido antes del término del primer trimestre, mostrando variaciones intra e inter individuales importantes en las ramificaciones nerviosas.” Ellos también han encontrado evidencia para “una vascularización diferencial de los tractos genitales masculinos y femeninos concomitantes con la determinación del sexo”. El estudio completo puede ser visto en el siguiente link.
http://www.cell.com/cell/fulltext/S0092-8674(17)30287-8
Por ahora, es casi de forma concluyente demostrable que los bebés no nacidos pueden sentir dolor a las 20 semanas de gestación, sin embargo ellos responden al tacto tan temprano como a las 8 semanas.
Hay además más evidencia de que los bebés no nacidos pueden sentir dolor mucho antes de las 20 semanas –posiblemente tan temprano como 5 semanas. Existen algunas evidencias que muestran que el dolor fetal puede ser incluso peor en el primer trimestre, “debido a la maduración desigual de la neurofisiología fetal”.

¿La ciencia está descubriendo que este bebé puede sentir dolor que quizás sea atroz? (Diagrama de un aborto en el primer trimestre: aspiración (succión) D&C, de www.AbortionProcedures.com)
Mientras esta nueva investigación sobre el desarrollo nervioso todavía no puede determinar completamente si los bebés no nacidos pueden sentir dolor tan temprano como el primer trimestre, es sin embargo otra evidencia importante que prueba, incluso en el primer trimestre, que éstos son seres humanos vivos que tienen derecho a la vida. Y la probabilidad de que experimenten dolor mucho antes de lo que la gente cree está aumentando, de acuerdo a la ciencia.
Desde el momento de la concepción, un bebé no nacido es reconocido como un ser viviente separado de la madre, con su propia cadena única de DNA. Su corazón empieza a latir a los 16 días luego de la concepción, y sus ondas cerebrales pueden ser medidas a las seis semanas y media. Sus órganos empiezan a desarrollarse dentro de las tres semanas de su concepción, con todos sus órganos ubicados a las 8 semanas. Todo lo que necesita es tiempo y nutrición para finalizar su desarrollo. Los bebés no nacidos pueden jugar en el vientre materno sólo a las 8 semanas, moviendo sus mandíbulas y apuntando los dedos de sus pies; sólo una semana después, a las 9 semanas, el bebé puede bostezar y chuparse el pulgar. A las 10 semanas, los bebés no nacidos tienen sus propias huellas dactilares.
Ahora, podemos añadir un complejo y bien desarrollado sistema nervioso a nuestro conocimiento científico de los bebés no nacidos, probando largamente que ellos son seres humanos vivos que merecen ser protegidos.
http://conapfam.pe/2017/04/19/nuevo-estudio-revela-que-bebes-no-nacidos-podrian-sentir-dolor-en-el-primer-trimestre/



domingo, 23 de julio de 2017

El aborto favorece el cåncer de mama

La causa de un reciente aumento de los casos de cáncer de mama en las mujeres negras de edad avanza residentes en los Estados Unidos podría estar en la legalización del aborto en 1973, tras la decisión del Tribunal Supremo en el caso Roe.vs Wade.
Así lo asegura Brent Rooney, un investigador volcado en la divulgación del impacto global real del aborto en la sociedad, más allá del hecho evidente de la muerte de millones de seres humanos.

Recibe el Brief de Actuall en tu email

Este incremento guarda relación con el aumento de abortos entre las mujeres de raza negra en los Estados Unidos en las últimas dos generaciones.
Rooney ha analizado diferentes estudios, partiendo del realizado por el profesor de la Universidad de Harvard, David Williams, en el que se da cuenta del aumento de casos de cáncer en mujeres de color aunque achacado a la discriminación racial o las malas condiciones sociales.
El estudio de Williams, publicado en 2016, señala que “las mujeres negras tienen una tasa de mortalidad por cáncer de mama que es dos veces más alta que la que presentan las mujeres blancas entre los 35 y los 44 años, un 70% mayor entre los 45 y los 54 y un 50% superior en edades entre 5 y 64 años”.
“Más abortos = Madres primerizas más mayores = Más mujeres con cáncer de mama”, señala Rooney
Estos resultados contrastan de forma acusada con los estudios de los años 90 en los que las afroamericanas tenían una tasa de cáncer de mama muy inferior al de las caucásicas.
Para Brent Rooney, el cambio de tendencia se debe a que las mujeres negras abortan cuatro veces más que las blancas desde que se legalizara la práctica en 1973.
Tal y como señala un estudio realizado por los investigadores Dimitrios Trichopoulos y Brian MacMahon, que hallaron que cada año de retraso en completar por primera vez un embarazo dispara las posibilidades de padecer cáncer de mama entre un 3 y un 5 por ciento.
“Esto supone que el riesgo es un 41% más alto si el retraso es de 10 años y un 68% más alto con una demora de 15 años”, señala Rooney a LifeSiteNews, que añade: “Más abortos = Madres primerizas más mayores = Más mujeres con cáncer de mama”.
La conclusión puede sonar, de primeras, reduccionista o simple. Pero el hecho es que a lo largo de la última década se han publicado 50 estudios sobre aborto y cáncer de mama y sólo uno concluyó que el aborto reduce el cáncer.
Este mismo mes se ha publicado uno sobre las mujeres de la República Centroafricana en el que se refleja que aquellas que se han sometido a abortos tienen 5,41 veces más posibilidades de padecer cáncer de mama que las que no han abortado.

Los peligros del tejido mamario “inutilizado”

Las cifras son elocuentes pero, ¿cuál es la causa médica? Tal y como relata Rooney, la clave está en el momento de desarrollo del tejido de las glándulas mamarias. Estos tejidos existen en una forma inmadura e “indeferenciada” a nivel celular, que tiene un potencial riesgo de desarrollar un cáncer.
Con el desarrollo completo del primer hijo, la mayoría de estos tejidos se especializan en células productoras de leche materna, que tienen muchas menos posibilidades de ser cancerosas.
Las mujeres caucásicas de edad avanzada solían tener tasas de cáncer de mama más altas que las mujeres negras debido a que antes de 1973 retrasaban su primer hijo más que las mujeres negras.
Si las mujeres negras han alcanzado a las blancas en este dramático aumento del cáncer de mama ha sido porque después de 1973 comenzaron a retrasar su primer embarazo a término a través del aborto.



domingo, 16 de julio de 2017

Feministas defienden el aborto de niñas






Así defienden algunas feministas el aborto selectivo de niñas

Savage, feminista y abortera, es una de las que considera que abortar un feto por el simple hecho de que sea femenino es correcto bajo el repetido argumento de que 'es mi cuerpo
Wendy Savage / Daily Mail
Por su interés reproducimos esta noticia de Religión en Libertad:
En mayo de 2015 una noticia causó estupor en Vietnam y en todo el mundo: una mujer había abortado 18 veces porque su marido quería un varón y siempre venían niñas. Dieciocho mujeres asesinadas para que viva un hombre. ¿Violencia de género? No: “Mi cuerpo es mío”. Las feministas se ven obligadas a callar y aceptar las consecuencias de considerar el aborto un derecho de la mujer.

Recibe el Brief de Actuall en tu email

El caso de esa madre vietnamita es sin duda un caso extremo, pero a otra escala esa situación es muy común: todas las estadísticas que existen al respecto señalan que, cuando el sexo es un factor para el aborto, las más perjudicadas son siempre las niñas. Lo cual para algunas feministas y aborteras no es ningún problema, como recoge Benedetta Frigerio en La Nuova Bussola Quotidiana:
Lo admite también la doctora Wendy Savage, autora de diez mil asesinatos de niños en el vientre de su madre
Se prefiere a los varones sobre las mujeres, que a menudo son abortadas precisamente a causa de su sexo. Lo ha admitido también la doctora Wendy Savage, que no sólo ha llevado a cabo diez mil asesinatos de niños en el vientre de su madre, sino que también es miembro de la comisión ética de la British Medical Association [Asociación Británica de Médicos] y sostiene la licitud de la selección de fetos.
La feminista y abortera Wendy Savage.
Es bien sabido, como admite la feminista Savage en una entrevista concedida al Daily Mail, que para evitar los abortos de las niñas muchos hospitales ingleses comunican el sexo del pequeño sólo cuando el embarazo ya está muy avanzado, o en el momento del parto.
De hecho, el aumento del aborto selectivo, sobre todo en las comunidades inmigrantes de Asia, llevó en 2012 a la denuncia de varios médicos, que quedaron impunes. Sin embargo, este hecho hizo que el gobierno iniciara una investigación, cuyos datos fueron publicados en 2014: faltaban entre 1.400 y 4.700 niñas entre la población inmigrante.
Savage ha admitido que “es su cuerpo [de la mujer] y es su feto” y, por lo tanto, “si una mujer no quiere un feto de un sexo (…), obligarla a seguir con el embarazo no es un bien para el probable niño y tampoco para su salud mental [de la mujer]”.
Asombra que nadie se haya atrevido a pedir la dimisión de la feminista, que habría sido expulsada de cualquier comité ético occidental si se hubiera atrevido a hablar del aborto como de un asesinato.
¿Cómo es posible que las feministas modernas defiendan que se aborte a las niñas y los vientres de alquiler?
Pero lo que debería hacer reflexionar, sobre todo, es que esto suceda en la emancipada patria de las sufragistas, las primeras feministas que surgieron como movimiento en Gran Bretaña en 1872, y que pasaron del derecho al voto a la reivindicación de su autonomía e igualdad en todo y por todo con el hombre, motivo por el cual debían poder vivir, trabajar y obtener cualquier rol social concedido hasta ese momento sólo a los varones.
¿Cómo es posible que las feministas modernas defiendan que se aborte a las niñas y -por qué no-, el vientre de alquiler como decisión consciente, y no económicamente condicionada, de una mujer?
La respuesta está en la coherencia con la premisa de su pensamiento, según el cual “el útero es mío y lo gestiono yo”, aunque sea a costa de acabar con otra vida. Efectivamente, si la libertad de elección de la mujer, prescindiendo de su bondad, es un absoluto (como lo es para la teoría feminista) que va en contra también de la libertad de otro de vivir, ¿dónde está el límite?
Es evidente que el límite no existe, porque si es justo matar a un hijo porque no lo quiero, debe serlo también la eliminación de una mujer si no me gusta.
Y con mayor razón entonces debería ser lícita la fabricación artificial de un hijo, parirlo para luego entregarlo, tal vez a dos hombres que pretenden tenerlo, si así lo deseo. Tal como ha declarado una verdadera feminista como la presidenta de la Cámara de Diputados italiana, Laura Boldrini, el feminismo no es más que el primado de los fuertes sobre los débiles.
Laura Boldrini, presidenta de la Cámara de Diputados italiana y feminista.
Efectivamente, al surgir de una rebelión hacia cualquier tipo de autoridad o ley natural objetiva, la mujer sin límites está destinada a someter a todo el que sea más débil, incluida otra mujer con menos poder que ella (y que en este caso es una niña que es abortada, o una mujer que es utilizada como incubadora y parturienta para realizar las quimeras de otros).

viernes, 7 de julio de 2017

Violada a los catorce años y embarazada

Tenía 14 años y había ido a hacer un trabajo con unos compañeros de clase. Ellos me golpearon y violaron.

Por Anahi Retsar, Argentina.
Pasaron unas semanas y me di cuenta de que había quedado embarazada. Entonces pensé que por algo había pasado por aquel horrendo acto de violación y entendí que de un hecho abominable también  puede salir algo realmente hermoso como un hijo.

Anahi con sus hijos y un sobrino. 
Catrial es el muchacho de la camiseta roja.
Mis papás no lo tomaron mal pero me dijeron que era mi hijo y que de él me tenía que responsabilizar yo aunque me ayudarían a cuidar de él. Fue para mí un gran alivio. De la violación no me había quedado trauma porque sólo había sido un momento. Entonces, me sentí feliz porque vi como del acto vil salía algo realmente hermoso.
Catrial y su abuela, la madre de Anahi.

Nunca se me hubiera pasado por la cabeza matar a ese niño porque ser violada y ser una asesina y encima echarle la culpa a alguien que no la tiene, son cosas diferentes. El hijo no tiene la culpa de la mala acción de su progenitor y no tiene que pagar por su crimen.
Por suerte, cuando nació mi hijo, conseguí trabajo rápido. Tenía que hacerlo para poder mantenerlo  porque soy de una familia humilde. 
Ahora tengo 29 años,  estoy casada y tengo en total cuatro hijos, dos de ellos adoptados y otro bebé en trámites de adopción, también.  La verdad es que he descubierto  que todo lo malo que pasa tiene su parte buena.

 Anahi con la bebé que quieren adoptar ella y su marido.

A mi hijo concebido tras la violación que se llama Catrial,  le dije a los 12 años que el papá que vivía con él  no era su papá biológico y que había sido concebido en una violación y me respondió  que lo único que le importa es que yo siempre lo amé y cuidé y que considera que su único papá es Martín (es mi marido) porque él fue quien siempre lo amó y lo cuidó y que no le importaba como había sido concebido lo único que le importaba es que nosotros lo amamos. La felicidad que te dan esas palabras no se puede igualar.

Si tuviese que aconsejar a una muchacha que estuviese en mi misma situación, le diría que no mate a su hijo porque es la única persona que la va a amar por el simple hecho de que seas su mamá y que no es quien para matarlo. Si no lo quieren, que lo den en adopción pero que no comentan algo mucho peor que una violación que es el asesinato de un niño.

BIO. Anahi contactó con Salvar El 1 (Save The 1) para contarnos su testimonio. Espera que su historia pueda ayudar a muchas mujeres que pasen por una situación semejante. Vive en Buenos Aires, Argentina, está casada y es madre de 4 hijos, dos biológicos y dos adoptados. Ahora está tramitando la adopción de una niña.
 
 http://salvarel1.blogspot.com.es/2017/04/tenia-14-anos-y-habia-ido-hacer-un.html

domingo, 25 de junio de 2017

Carta de una hija a sus padres

Carta de una hija a sus padres, agradecida por no haberla abortado tras un embarazo adolescente

Los padres de Madeleine tenían 15 y 17 años cuando supieron que su hija estaba de camino. Hoy es una preuniversitaria agradecida por su coraje y tesón. "Cada uno vivía con sus padres, pero me criaron juntos. Estaban decididos a hacerlo y a darme un futuro", cuenta Madeleine.
Madeleine en una imagen de 2000 con sus padres adolescentes.
Madeleine en una imagen de 2000 con sus padres adolescentes.
Hay historias de superación a pesar de las dificultades que inspiran a otras personas. Son relatos que mueven a quienes los conocen a ser mejores personas, a cuidar más y mejor de los que  les rodean, a entregarse  por encima de las propias limitaciones.
Este es el propósito de ‘Love What Matters‘ un proyecto que, consciente de que hay millones de personas dispuestas a compartir esos momento que realmente importan en la vida, difunde este tipo de historias.
Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.
Recientemente, a través de su perfil en la red social Facebook, compartió la carta acompañada de dos fotos que una chica a punto de ingresar en la universidad escribió a sus padres agradeciéndoles que no la abortaran.
En poco más de dos semanas ha recibido más de 176.000 ‘me gusta’ o reacciones positivas y ha sido  compartido más de 18.000 veces.
Su madre tenía 15 años cuando se quedó embarazada y su padre, 17. Pese a las dificultades y las presiones que esta circunstancia conlleva, decidieron seguir adelante, afrontarlo y superarlo con mucho esfuerzo.
Madeleine subraya que cuando su madre quedó embarazada, ella y su padre “fueron muy criticados durante ese tiempo, pero permanecieron fuertemente unidos” y gracia a esa unión ella tiene una vida y próximamente iniciará su carrera universitaria.
“Cada uno vivía con sus padres, pero me criaron juntos. Estaban decididos a hacerlo y a darme un futuro”
La carta completa de Madeleine dice así:
“Lo hicimos JUNTOS. Mi madre tenía 15 años cuando se quedó embarazada de mí y me tuvo a los 16. Mi padre tenía 17. La imagen original es de junio del 2000. Mis padres fueron muy criticados durante ese tiempo, pero permanecieron fuertemente unidos.
Cada uno vivía con sus padres, pero me criaron juntos. Estaban decididos a hacerlo y a darme un futuro. Mi padre trabajaba todo el día en la construcción y mi madre aún jugaba al fútbol. Hoy tienen un matrimonio fuerte y amoroso. Compraron una bonita casa. Mi madres es ama de casa y mi padre tiene una buena carrera como estibador. Tengo dos hermanas pequeñas que siguen mis pasos.
La foto original ha sido siempre una inspiración para mí. He querido recrear esta imagen desde el principio de mi último año del colegio, pero especialmente desde que me aceptaron en la universidad.
También como reflexión para enseñarles lo lejos que hemos llegado juntos como familia. Mis padres han sido siempre mi motivación para tener éxito en el instituto y ahora para esforzarme en hacerlo bien en la universidad.
No puedo imaginar una familia más amorosa y que me apoye más que la que Dios me ha concedido. Sí, esto es. Lo hemos hecho JUNTOS”.https://www.actuall.com/vida/carta-de-una-hija-a-sus-padres-agradecida-por-no-haberla-abortado-tras-un-embarazo-adolescente/?platform=hootsuite

viernes, 23 de junio de 2017

Perdió tres hermanos por el aborto

2,8 millones de personas han visto en YouTube el vídeo en el que Lia Mills, con 12 años, desmontaba con soltura los principales argumentos a favor del aborto. Ocho años después, la joven activista, que ha estudiado Políticas y Ciencias de la Mujer y se prepara para comenzar Derecho, visitó por primera vez España para hablar en el I Congreso internacional Pedimos la Palabra, que la Fundación +Vida celebró el sábado.
Lia está convencida de que fue Dios quien le sugirió elegir el aborto como tema cuando en clase les dijeron que prepararan un discurso. Su familia era cristiana y provida, pero en su casa no se hablaba de esta cuestión. En parte porque, aunque ella no lo sabía, su madre había abortado a los 16 años. Se lo confesó año y medio después. «No recuerdo que fuera difícil –reconoce a Alfa y Omega–. Era mi madre y la  seguía queriendo. No cambió nada entre nosotras. De hecho, me apasionó más. Me llevó tiempo comprender lo que realmente significaba: por culpa del aborto había perdido tres hermanos»: el abortado, y otros dos que se perdieron de forma espontánea después como consecuencia de ello.
Que su misma familia se hubiera visto afectada ha reafirmado a Lia en la necesidad de hacer activismo con sensibilidad hacia la mujer que aborta. Para sus padres, al principio fue muy duro ver a su hija implicarse tanto en la causa provida. «Mi madre nunca lo había afrontado. Cuando yo empecé a hablar de ello, tuvo que mirar a la cara ese error que había cometido. Ahora da gracias por ello, porque pudo pasar por un proceso de sanación y perdón. Siempre había querido contar que el aborto no es tan maravilloso como se vende. Ahora, alguna vez viene conmigo a los actos y comparte su historia».
 https://www.alfayomega.es/101090/lia-mills-perdi-a-tres-hermanos-por-el-aborto